No olvides visitar:

loading...

miércoles, 3 de julio de 2013

Pastel de limón con galletas Marías.

Este es el más sencillo postre que he aprendido en mi vida, fue la primera receta que aprendí, y fue cuando tenía 5 años, excelente para que la practiques con tus nenes en éste verano.
Necesitas:
-1 lata de leche condensada
-1 lata de leche evaporada o carnation
-El jugo de 5-8 limones (aquí depende del grado de acidez y la cantidad de jugo que tengan los limones)
-2 o 3 ristras de galletas Marías.
-Nuez picada para adornar.
-Un refractario redondo o cuadrado.


Las dos latas de leches se ponen en la licuadora junto con el jugo de 5 limones, si al detener la licuadora ves que se ha hecho como una espumita porque se ha cortado bien la leche con la acidez del limón entonces no habrá necesidad de agregar más limones, pero si no agrega unos cuántos más hasta que veas que se produce esa reacción, porque si no al extender las capas de galletas saldrán flotando debido a que la leche esta muy líquida y no cremosa y esponjocita.
Muy bien pues hay que extender una capa de galletas Marías sobre tu refractario y bañar con una capa de mezcla y extender para cubrirlas bien.  Pon la siguiente capa, es muy importante que no aplastes, porque si no quedará muy duro, sólo déjalas caer para formar la siguiente capa, y bañar, y así sucesivamente hasta llegar a la parte alta del refractario.  Una vez lista puedes adornar con nuez o alguna fruta a tu elección.  Mete al congelador por media hora, o deja en el refrigerador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario